AIG-SAM/2 Buenos Aires-2015

El acuerdo es resultado de más de un año y medio de trabajo de análisis y debate por parte de las autoridades de los organismos (AIG) de los países de la Región “SAM” bajo la articulación de la Oficina Regional Lima, de (OACI), que delinearon un plan estratégico ad hoc, con distintas fases para su implementación.

En el acta de formación del ARCM/SAM se acordó además el nombramiento de la presidente de la JIAAC (Argentina), Pamela Suárez como presidente del Comité Ejecutivo por un período de tres años, “con la posibilidad de renovar su nombramiento por mandatos adicionales de tres años y con las funciones establecidas en el manual de organización y funciones del ARCM, aprobado mediante la Conclusión AIG-SAM/02-01”.

La reunión AIG-SAM/2 que se realizó en Buenos Aires, fue organizada a continuación de la Segunda Jornada de debate sobre la “Contribución de la Investigación de accidentes a la Seguridad Operacional” que convocada por la JIAAC.

En el grupo de expertos que trabajó en el ARCM, el Sr. Daniel Barafani, fue encargado de presentar el proyecto como ‘Nota de Estudio’ en la última Conferencia global de OACI, realizada en febrero pasado en Montreal, Canadá (2HLSC).

A partir de allí, se realizó un análisis detallado de la situación AIG de la Región SAM y de los beneficios que se lograrían con la creación de un “Mecanismo Regional de Cooperación de Investigación de accidentes e incidentes”, como una de las formas de una organización regional (RAIO), que fue presentado en la Segunda Reunión Virtual de Autoridades AIG, el 27 de noviembre de 2014.

En ella se informó que la región es una de las Áreas con menor índice de aplicación eficaz (EI) de normas y métodos recomendados para la investigación de accidentes e incidentes de aviación y especialmente en los siguientes puntos: políticas y procedimientos para la investigación; elaboración, finalización y divulgación del informe final; organización, dotación e instrucción del personal; elaboración, divulgación y registro de recomendaciones y notificación de datos sobre accidentes e incidentes (ADREP).

Además, se concluyó que a pesar de que la Región Sudamericana “ha realizado esfuerzos para disminuir la tasa de accidentes en los últimos años, ésta se ha incrementado ligeramente en el 2014 en relación a la tasa del 2013, por lo que es necesario conocer los precursores o desviaciones que originaron los accidentes e incidentes para poderlos mitigar” y poder cumplir con las metas de la Declaración de Bogota que son reducir el índice de Accidentes en la región y alcanzar el 80 % de aplicación eficaz (EI).

“Los últimos resultados de las auditorías indican que varios Estados no cuentan con los recursos necesarios para investigar toda la gama de accidentes e incidentes de aviación ni para llevar a cabo análisis exhaustivos de los datos sobre accidentes e incidentes que se reciben”, indicaron los expertos. Así, el establecimiento del mecanismo regional ARCM, “podría constituir la única solución para lograr la implantación de un sistema eficaz de investigación de accidentes e incidentes”.